¡Tiempos de crisis, tiempos de oportunidad!

Sabemos que, en estos tiempos de incertidumbre y cambios, muchos líderes de negocio y emprendedores temen por el futuro de sus empresas. Sin embargo, no debemos olvidar que, lo mejor es actuar con optimismo y objetivamente sin dejarse llevar por la emotividad del momento.

Tengamos en cuenta que Colombia, considera la cuarta economía más grande en América Latina, después de Brasil, México y Argentina, se encuentra dentro de las 30 mayores economías del mundo. Cuenta con un sector comercial que ocupa el tercer lugar dentro del PIB del país, y un sector productivo que, si bien se nutre de materias primas y producción foránea, está en toda la capacidad de generar sus propios materiales y de prestar una mano de obra de calidad.


Si, aun así, la duda te inunda, hablemos un poco de las medidas que puedes tomar. En primer lugar, como líderes de una marca o negocio, siempre deberíamos tener un portafolio de proveedores de materias primas y servicios de producción diversificado, esto reduce el impacto que la crisis extranjera nos pueda ocasionar. Apoyemos a nuestro país en todo momento, buscando opciones locales para comprar materiales y contratar operaciones.




Por otro lado, si somos nosotros quienes ofrecemos materias primas o servicios de producción, presentemos nuestros portafolios tanto dentro como fuera del país, diversificar, y tener opciones de mercado de forma local y global es una forma sana de apoyar la economía de nuestro país, de otros países y de nuestra propia empresa.


Ponte en la tarea de identificar las oportunidades de mercado, recuerda que frente a los cambios surgen nuevas necesidades en los consumidores, de servicios o productos, que pueden ser convenientes para tu negocio. Como dice el dicho, ¡no hay mal que por bien no venga! Para que te inspires un poco, te dejamos un Top de nuestras 5 innovaciones favoritas que han sido fruto de tiempos coyunturales:

  1. Trench coat: Nace en 1901 como solicitud del ejército británico para la primera guerra mundial, de la mano de Thomas Burberry.

  2. Segundas líneas de diseñador: Entre los años 1990 y 1995 salen al mercado líneas como Miu Miu de Prada o Armani Exchange de Armani, como estrategia de las entonces marcas de Lujo para llegar a nuevos mercados, tras la crisis económica de finales de los años 80.

  3. Bisutería: Para 1929, tras la caída de la bolsa de valores de Wallstreet, la genial Coco Chanel crea una alternativa asequible frente a la tradicional joyería femenina, la bisutería o bijou.

  4. Sastre femenino: Ya comenzada la segunda guerra mundial, las mujeres necesitaban un atuendo cómodo y adecuado para asistir a sus nuevos puestos de trabajo, con ello para 1940, aparece el que será su uniforme de trabajo hasta nuestros días.

  5. Colaboraciones: la alianza entre Karl Lagerfel y H&M que tuvo lugar en 2004 fue solo el comienzo de un sinfín de uniones estratégicas entre la industria del Lujo y el fast fashion, las celebridades, y los influenciadores. Una estrategia maestra para enfrentar una clase media en ascenso y la nueva era digital.

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Icono social Instagram