Del Fashion Branding y la importancia de la coherencia

Hace algunos meses ya habíamos hablado un poco acerca de lo que es el Branding y sus más importantes diferencias frente a lo que es el marketing. Pues bien, aprovechando que hemos elegido el Fashion Branding como el tema del mes de junio, hoy ahondaremos un poco en esta ciencia, pero desde una perspectiva más aterrizada al sector que nos compete, Moda y Belleza.


Se dice que en la industria de la Moda construimos sueños fantásticos, y que más que productos, vendemos la posibilidad de pertenecer a estos universos tan deseados. Pues bien, para ser sincera no hay adagio más cierto. Y es que el Storytelling o la estrategia de contar historias encantadoras es todo menos una metodología innovadora, pues ha sido el caballito de batalla que se ha jugado el sector desde antaño.


Así que, recordando un poco nuestro artículo sobre Branding, lo primero es construir una historia que esté asociada a los conceptos clave de la marca, respecto a calidad, tradición, modernidad, innovación, exclusividad, creatividad, o aquellos valores que la definan. En esta ocasión nos convoca un paso delante de este proceso.

¿Cómo lograr que este concepto y la historia sean contundentes y coherentes a lo largo de las diferentes manifestaciones de la marca?

Pues bien, el primer paso es conocer cuáles son estas posibles manifestaciones donde se comunicará la marca:

  • Nombre y Tagline

  • Logotipo e isotipo.

  • Paleta de color.

  • Tipografías.

  • Packaging o diseño de empaque.

  • Papelería

  • Publicidad impresa.

  • Publicidad Digital

Es fundamental saber que todas y cada una de ellas deben derivar del concepto central de la marca, no al contrario, por ello la importancia de crearlo primero. Una vez hecho esto, deberás traducir tu historia en tangibles (colores, tipografías, etc) que sean coherentes con la misma. Para que esto sea posible, te compartimos un paso a paso para lograrlo:

  1. Define muy bien tu público objetivo. Debes conocer su estilo de vida de acuerdo a su etapa vital.

  2. Pensando en este público, haz un brainstorming acerca de ideas que quieras transmitir con tu marca, tu concepto y tu historia.

  3. De este listado elige 5 que sean el core de tu concepto.

  4. Construye un collage con una selección de imágenes, frases y palabras que simbolicen estas 5 ideas. No te limites en este punto, se tan creativo como puedas.

  5. Analiza las imágenes del collage, y toma de allí patrones repetitivos para definir colores, texturas, formas y finalmente un estilo.



Una vez tengas estos lineamientos definidos, es importante que construyas un manual de Branding en el que reposen todas las consideraciones a tener en cuenta a la hora de construir cualquier material visual de marca. Incluye paleta de colores con códigos exacto de RGB y CMYK, no más de 3 tipografías, contempladas para títulos, encabezados y cuerpos, ejemplos visuales de estéticas similares, entre otros. De esta manera ya tendrás en un lugar definido los does y don'ts y las guías que sean necesarias para entender mejor el concepto y poderlo replicar de la manera más fiel posible.

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Icono social Instagram