¿Cómo puedo calcular un precio de venta para mi producto o servicio?



Sabemos que los números pueden ser todo un dolor de cabeza para un creativo. Nos encantan los conceptos, colores, diseño de producto, y las ideas, pero, tener que llevar esto a un plan de negocio, con números rentables es otra cosa.


Para que un negocio sea rentable debemos partir del hecho de que esto depende de varios factores, entre ellos su modelo de negocio, las condiciones del mercado, estrategias de marketing y por supuesto sus productos o servicios. Estos últimos, deberían ser vendibles a un precio que pueda cubrir sus costos de producción o compra y además de ello generar una rentabilidad que pueda solventar gastos fijos y dejar una ganancia libre para re-invertir.


Pero, ¿qué significan todos esos conceptos que te acabamos de mencionar y que evidentemente influyen a la hora de establecer un precio de venta? Comencemos:

  • Previo de Venta: Valor final que paga el cliente por el producto. Debe incluir margen de ganancia e impuestos.

  • Margen de ganancia: Porcentaje esperado de ganancia sobre cada producto/ servicio.

  • Costo de producción o compra: Valor base de producir o comprar nuestro producto/ servicio.

  • Gastos Fijos: Gastos administrativos mensuales que debe pagar nuestra empresa o negocio para subsistir (arriendos, servicios, empleados, etc)


Con estos términos más claros, ahora podemos hablar acerca del proceso, te dejamos un paso a paso que seguro te será de utilidad:

  1. Lo primero es costear: este es un proceso delicado y requiere que seas minucioso. Ten en cuenta todas las materias primas que están involucradas en tu producto, así como cada uno de los procesos de manufactura. No olvides contemplar transportes, gastos fijos administrativos, y costos de empaque. Si tu caso es de servicios, ten en cuenta tiempos y honorarios de tus trabajadores.

  2. Estudia el mercado y tu competencia: Es hora de investigar cuanto está dispuesto a pagar el mercado por tu producto/ servicio. Analiza tu cliente objetivo, sus prioridades y el dinero que tendrá disponible para pagar por él. Además, debes estudiar tu competencia para conocer los precios mínimos, promedios y máximos que están ofreciendo.

  3. Fija un margen de ganancia: ya sea por porcentajes transversales a tus productos o porcentajes asignados según categorías y tipos de producto. No lo hagas al azar multiplicando el costo de tu producto, ya que el margen de ganancia debe ser totalmente independiente del costo.

  4. No olvides contemplar impuestos: Existen algunos negocios que, por su tamaño, aun no se ven obligados a pagar impuestos, sin embargo, si te estas proyectando para crecer, es mejor que los tengas en cuenta dentro de tu precio de venta desde un principio. Si no, cuando debas hacerlo puedes afectar mucho tus precios y con ello la decisión de tus clientes.

  5. Estructura políticas: Además de tener claros los números, es importante conocer las condiciones y restricciones de los precios para tus productos. Metodologías para costear, márgenes asignados, condiciones de descuento o ventas por menor/ por mayor. Construye un manual que sea fácil de entender y llevar a cabo para todos los de tu organización.


Calcular el precio de venta para tu producto o servicio, debe ser una de las primeras y principales tareas a la hora de emprender, ¡esperamos que con esta guía te sea más fácil el proceso y te animes a hacerlo para que garantices la rentabilidad de tu negocio!!

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Icono social Instagram